Acuerdo AMC-Universal: Reacciones

El acuerdo no ha caído bien entre el resto de exhibidores.

Hoy, en el quinto capítulo de la Guerra-Acuerdo entre AMC y Universal a costa de las ventanas de exhibición, tenemos las reacciones a dicho acuerdo (y lo que dicen los rumores sobre él) por parte del CEO de Universal y del resto de exhibidores norteamericanos. Por favor, lean los anteriores capítulos para estar al día del culebrón:


Lea también:


En fin, partamos del punto en el que después de la guerra entre AMC y Universal, se llegó al acuerdo a costa de reducir las ventanas de exhibición hasta los 17 días. Es decir, tras 17 días en cartel, Universal podría emitir las películas en PVOD (Premium Video On Demand) Esto es un servicio de alquiler de películas a alto precio, unos 19.99 dólares. El resto de VOD y la venta online mantendrían las actuales ventanas. Y solamente en Estados Unidos. En el resto del mundo sería muy difícil alcanzar un acuerdo parecido.

Esos 17 días son los mínimos a los que se podría reducir. Es decir, dependerá del rendimiento de la película en su primeros días de exhibición. Así, si la cinta consigue buenos resultados, permanecería más tiempo en cartel y, si no los hiciera, aparecería en PVOD antes.

En el anterior artículo hablábamos de lo que ganaría AMC con todo esto. Estaba claro que participaría de los beneficios del PVOD. Se rumorea que sería el 20% de todo lo obtenido en PVOD y el 22% en el sistema de PVOD de la propia AMC. (Deadline dixit)

El CEO de Universal, Jeff Shell, ha justificado que el acuerdo alcanzado diciendo «Over the last couple of years, it’s become more increasingly difficult to generate the same returns over the first couple of windows. We believe the new model in the U.S. will restore some of those economics, probably not make more movies, but keep production levels the same as in the past.» (En los últimos años, cada vez es más difícil generar los mismos rendimientos en el primer par de ventanas. Creemos que el nuevo modelo en los EEUU restaurará algunos de esos ingresos, probablemente no se harán más películas, pero mantendrán los niveles de producción al mismo nivel que en el pasado)

Esto contradice las declaraciones de AMC, cuando aseguró que el acuerdo serviría para incrementar el número de producciones. Traducido significa que lo que quiere Universal no es aumentar las producciones sino asegurar sus proyectos de alto presupuesto.

La intención de Universal es utilizar el gran esfuerzo en publicidad no solamente para el estreno cinematográfico sino también para el PVOD y así llegar a la parte del público que no le gusta ir al cine. En eso basan su posible aumento de rendimiento económico de la película. De lo que no hablan, y es el punto crucial, es de la parte del público que va al cine y que dejaría de hacerlo al saber que está en PVOD en 17 días.

Además, creen que este modelo les permitiría adelantar los estrenos de determinadas películas en estos momentos tan difíciles y señalan una «The King of Staten Island» como el producto ideal para esta ventana de 17 días.

Sin embargo, el resto de los exhibidores no lo tienen claro. Nos referimos a los grandes. Los pequeños lo lamentan abiertamente.

El CEO de Cineworld (la segunda cadena de cines norteamericanas) no se ha movido un ápice de lo que declararon en abril, cuando se vieron forzados a posicionarse cuando se declaró la guerra entre AMC y Universal. «We do not see any business sense in this model» (No vemos ningún sentido en este modelo económico)

«While we don’t know the full details and we are always analyzing any move in the industry, we will analyze it. People need to be aware that the first big movie from Universal is coming only in six months so there is no pressure here. But we clearly see this as a wrong move at the wrong time. Clearly we are not changing our policy with regards to showing only movies that are respecting the theatrical window.» (Aunque no conocemos todos los detalles y, como siempre estamos analizando cualquier movimiento en la industria, ya lo analizaremos. La gente tiene que ser consciente de que la primera gran película del estudio llega en seis meses con lo que no hay ningún tipo de presión aquí. Pero claramente vemos esto como un movimiento equivocado en el momento equivocado. Es evidente que no vamos a cambiar nuestra política con respecto a mostrar solo películas que respeten la ventana teatral)

Eso sí, en declaraciones del pasado junio, este mismo CEO dijo: «We’re open to talking with studio partners about alternatives we can consider.» (Estamos abiertos a hablar con los estudios sobre alternativas que podemos considerar) Es decir, Universal aún no ha hablado en serio con Cineworld. ¿Con qué tanto por ciento de los beneficios del PVOD conseguiría Universal otro trato?

Los que aún no se han pronunciado es la NATO, la Organización que aglutina a los exhibidores americanos. Eso ha molestado especialmente a los pequeños y medianos exhibidores que son, obviamente, los grandes damnificados de esta operación. Ellos no tienen fuerza para negociar con Universal u otras grandes distribuidoras, así que se encontrarían con la ventana de 17 días quieran o no quieran. Y su organización no parece que haga nada por ellos.

Lo que sí parece seguro es que no será el último capítulo de esta historia. Veremos si este «experimento» funciona en los próximos meses o si se trasladan estos acuerdos a otros exhibidores y distribuidores. Se lo contaremos.

Compártenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *