¿Nos hemos equivocado al abrir los cines tan pronto?

Ante los malos datos de taquilla, analizamos la situación del cine en España

Datos de taquilla en España

Empecemos con los datos de los que contamos:

Fin de semana del 5 al 7 de junio. La recaudación total fue de unos 16.000$ (14.500€), según deadline.com

Fin de semana del 12 al 14 de junio: La recaudación subió a 64.000$ (58.000€), según deadline.com

Fin de semana del 19 al 21 de junio: Con unos 80 cines abiertos se recaudaron 107.000€.

Fin de semana del 26 al 28 de junio: Con más de 220 cines abiertos (un tercio del total) se recaudaron 284.100€ con casi 50.000 espectadores. Pueden ver los datos aquí. Es un 5.2% de lo recaudado en 2019. La película más taquillera, Onward, tuvo 9.961 espectadores que, por cine y por día, da una media de 21 espectadores a repartir entre las sesiones. Si de media hay unas tres por día, significa que la media por sesión ha sido de solo 7 personas.

Situación en otros países

Portugal. Desde hace también cuatro semanas, los cines lusos tienen autorización para poder abrir. Tras cuatro semanas, apenas diez de ellos lo ha hecho. Todos los grandes complejos siguen cerrados.

Francia. Ya llevan diez días los cines abiertos en nuestro vecino. De hecho, casi todos lo han hecho pero con modificaciones. La mayoría ha renunciado a la primera sesión por falta de público. Y eso que en esta primera semana se ha conseguido el 20% de lo que se hizo en 2019.

Alemania. Cada vez se abren más cines en el país germano, pero la asistencia al cine es inversamente proporcional al número de cines abiertos. Llevan cuatro semanas de descensos en la recaudación general.

Reino Unido. La mayor cadena de exhibición en Reino Unido, Cineworld, retrasa su apertura al 31 de julio, justo después del retraso en el estreno de Tenet y Mulán.

EEUU. Las grandes cadenas de cines en Estados Unidos, AMC y Regal, retrasan asimismo su apertura al 31 de julio, tras el retraso en el estreno de Tenet y Mulán.

Corea del Sur. Tras varias semanas con taquillas muy bajas, varios estrenos locales y una promoción parecida a la Fiesta del Cine, hacen que los datos actuales sean un 33% de los del año pasado.

Japón. Los grandes estrenos norteamericanos de primeros de año, y que no se habían estrenado en el país nipón, unidos a las cintas de Estudio Ghibli y otras cintas locales hacen que la taquilla sea del 30% de la del año pasado.

Análisis

Todo lo anterior son datos objetivos. A partir de aquí, todo análisis forma parte de una subjetividad absolutamente opinable. De hecho pensamos fehacientemente que cualquier debate es positivo.

Partimos de unos datos, a nuestro juicio, bastante malos. El 26 de junio se marcó por parte de la FECE (Federación de Cines en España) como pistoletazo de salida para la reapertura de cines. Así, aproximadamente un tercio de las salas han abierto, pero solamente se ha conseguido un 5% de la recaudación.

¿Por qué no se han llenado las salas? Seguro que hay muchas causas y, probablemente, la respuesta a esta pregunta sea una mezcla de todas ellas. Apuntamos varias.

Falta de estrenos

Primer gran punto. Parece que las películas estrenadas hace ya más de cuatro meses no consiguen atraer al público en general. Probablemente se las considere ya «antiguas». Tanto en el caso coreano o el japonés, los mercados más activos ahora mismo, los estrenos locales y los de Hollywood (que no se habían estrenado en Japón) han sido los acicates para la vuelta al cine. Estamos hablando de las coreanas The Real Exorcist, Innocence y #Alive y de Mujercitas o Rambo en Japón.

En el caso español, no ha habido grandes estrenos, ni locales ni de Hollywood. Recordemos que más del 75% de la taquilla española corresponde a estos últimos, así nuestra dependencia del cine norteamericano es mucho mayor que en el caso de Corea, Japón o Francia.

Así, como la situación en EEUU es cada vez peor, los grandes estrenos se han retrasado a mediados de agosto (Tenet el 15 de agosto y Mulán una semana después) Pero estas fechas no son fijas. Se habla en Hollywood de un nuevo retraso en las cintas, ya que California está ahora mismo dando marcha atrás en la desescalada.

Por lo tanto, los grandes estrenos del verano en España son el 15 de julio (Scooby y Superagente Makey) y el 7 de agosto (Padre no hay más que uno 2) y, desgraciadamente, poco más. El panorama no parece muy halagüeño.

Circuito independiente

En este punto habría que hacer una salvedad, separando el cine comercial del independiente. Este último no está tan sujeto a los datos de taquilla y no necesitan llenar salas para poder ser mínimamente rentable. Así, por ejemplo, en Portugal, los cines abiertos corresponden a este circuito independiente.

Por eso queremos separar el cine independiente del comercial. Este cine comercial suele exhibirse en grandes complejos con múltiples salas. Necesitan llenarlas y que el público consuma bebida y palomitas para conseguir ser rentables. Así, unos datos como los de Onward son inaceptables ahora mismo y no llegan al mínimo para cubrir costes fijos.

Falta de promoción

Viendo los datos de los que ya se contaba en otros países, parece que hubiese sido necesaria cierta promoción. Quizá institucional o por parte de los propios exhibidores. Algo parecido a la propuesta #TousAuCinema en Francia.

Además, en el caso coreano se ha realizado una propuesta al estilo de la Fiesta del Cine pero de tres semanas de duración en la que los cines estaban a mitad de precio. Además cada persona podía comprar dos entradas por semana. Eso, unido a estrenos locales, mejoró mucho la asistencia al cine.

Cambio de prioridades del público

Hemos hablado aquí varias veces del miedo del público al coronavirus y a compartir espacios cerrados. Las imágenes de aglomeraciones en terrazas, playas y calles parecen apoyar esta teoría. Pero también se dan estas imágenes en trenes, metro e interior de bares, con lo que ya no está tan claro.

Así, no parece que haya tanto miedo a contraer el coronavirus en una sala de cine sino más bien un cambio de hábitos de consumo, en los que ir al cine se ha sustituido por planes de exterior. Esto nos lleva al siguiente punto.

Falta de concienciación por la cultura

Quizá el más polémico de todos. La cultura en nuestro país no pasa por sus mejores momentos. Ninguneada y utilizada sesgadamente por parte de los estamentos políticos, no se la considera importante y no se la cuida. Veamos el caso francés. Nos da mucha envidia cómo cuidan su cultura y lo orgullosos que están de ella. Así, en el momento de volver al cine, han respondido mucho mejor que en España.

Desde aquí, reivindicamos la cultura (y el cine en especial) como un aspecto fundamental del ser humano. Estar devaluada no nos hace sino empobrecernos como sociedad. Y esta pandemia no ha hecho si no apuntillar esta situación, la cultura ha retrocedido varios escalones en las prioridades del público. Y, como consecuencia, el público no considera necesario volver al cine.

¿Se han abierto demasiado pronto los cines?

No nos queda sino responder afirmativamente a esta pregunta. Sin estrenos y sin una promoción adecuada, los cines han abierto a pérdidas. Y eso no se debería haber permitido ¿Cuánto tiempo van a durar abiertos si no son capaces de cubrir costes?

Quizás deberíamos haber retrasado su apertura, tal y como están haciendo en Reino Unido y Estados Unidos. Pero a eso ya llegamos tarde.

Soluciones

Claro, podrían ustedes argumentar que, a todo pasado, todos somos expertos. Y puede que tengan razón. Pero lo primero es reconocer que hay un grave problema en el cine para empezar a tomar decisiones para revertir la situación.

Necesitamos un pacto para ayudar a las salas de cine y para promocionar el cine. Necesitamos estrenos potentes. Y varios seguidos. Ahora mismo no los tenemos. Y las salas de cine no pueden sobrevivir sin ellos.

El fin de semana del 15 de julio se juntan Scooby y Superagente Makey. Van dirigidas al público familiar y a los seguidores del cine español. ¿Por qué no promocionar/publicitar a tope estas películas? ¿Y por qué no hacemos una especie de Fiesta del Cine pero que dure todo el verano?

Necesitamos medidas decididas para subir los datos de asistencia a los cines, si no va a pasar como en Alemania, cada vez más cines abiertos y cada vez con menos público. Es lo que hay que evitar.

Compártenos

18 comentarios en «¿Nos hemos equivocado al abrir los cines tan pronto?»

  • el 3 julio, 2020 a las 01:46
    Enlace permanente

    Lo que pasa es que re estrenais peliculas en lugar de poner nuevas peliculas
    Ademas muchos cines siguen cerrados

    Respuesta
    • el 3 julio, 2020 a las 12:30
      Enlace permanente

      Ya prácticamente la mitad de los cines están abiertos. Y, efectivamente, no hay estrenos.

      Respuesta
      • el 3 julio, 2020 a las 18:31
        Enlace permanente

        A parte de los reestrenos poco apetitosos, está el galimatías en las webs para poder sacar entradas y la poca confianza en ello sobre todo en gente de cierta edad, también las prioridades de gasto mal que nos pese ,la cultura se considera poco o nada prioritario

        Respuesta
        • el 3 julio, 2020 a las 20:56
          Enlace permanente

          Efectivamente, mal que nos pese, la cultura no es nada prioritario

          Respuesta
      • el 3 julio, 2020 a las 20:39
        Enlace permanente

        La gente prefiere una caña en una terraza que ir al cine, de todas formas como no hay estrenos importantes si que seria interesante hacer un mes de la fiesta del cine con precios económicos yo creo que la gente se animaría a ir a los cines.

        Respuesta
        • el 3 julio, 2020 a las 20:59
          Enlace permanente

          Desgraciadamente es así. Y está claro, sin estrenos no hay posibilidad de recuperación. Se necesita una gran promoción y precios populares para remontar.

          Respuesta
  • el 3 julio, 2020 a las 10:44
    Enlace permanente

    ¿Y si resulta que la gente no tiene un duro y que el país está en una crisis como no se ha visto en un siglo? ¿Lo habéis pensado?

    Respuesta
    • el 3 julio, 2020 a las 12:32
      Enlace permanente

      Los cines están vacíos y las terrazas llenas. No es que la gente no tenga un duro y que el país esté en crisis, que son cosas ciertas. Si no que, la gente prefiere gastarse su dinero en una caña antes que en el cine, con lo que las prioridades en el ocio han cambiado.

      Respuesta
  • el 3 julio, 2020 a las 12:28
    Enlace permanente

    Pues que pongan Grease o pretty woman lo que el viento se llevo desayuno con diamantes o cualquier otra peliculs o otra vez la bella y la bestia en dibujos o algún estreno

    Respuesta
  • el 3 julio, 2020 a las 14:48
    Enlace permanente

    El cine español si es una muestra de sesgo ideológico , por ello si no comulgas con sus ideas es imposible ver ni media película. Es lo que tiene vender tu alma al diablo…

    Respuesta
    • el 3 julio, 2020 a las 16:13
      Enlace permanente

      El cine español se ha convertido desgraciadamente en un «arma arrojadiza» a nivel político. Debería estar por encima de todo eso.

      Respuesta
  • el 3 julio, 2020 a las 15:33
    Enlace permanente

    En un programa vespertino de Cuatro ayer entrevistan a un hostelero, dueño de un bar. Le preguntan por qué tal responde la gente a la apertura, y dice el hombre que está sorprendido porque está haciendo mejores cajas que el año pasado.
    En efecto, la cultura siempre es lo último.

    Respuesta
  • el 3 julio, 2020 a las 17:44
    Enlace permanente

    Es lo que tiene haber convertido al cine español en un arma política de la izquierda. Que tenéis al 50% de la población en contra y no pensamos ir al cine a daros un duro, porque consideramos que ya tenéis suficiente con las subvenciones ideológicas.

    Aparte que la calidad de las películas que hacéis es pésima.

    Respuesta
  • el 3 julio, 2020 a las 20:23
    Enlace permanente

    gracias por censurar mi comentario, a pesar de que no era ofensivo sino meramente descriptivo.

    así os va.

    Respuesta
    • el 3 julio, 2020 a las 21:03
      Enlace permanente

      A ver. Aquí no se censura a nadie. Si no tienes la suficiente paciencia para ver tu comentario publicado es, sinceramente, tu problema.

      Respuesta
  • el 13 julio, 2020 a las 19:17
    Enlace permanente

    Yo creo que es muy buen análisis. Son varias las causas y durante el confinamiento ya se vio que la gente le iba a coger el gusto de ver las pelis en casa. Hay que tener en cuenta que muchos se ha apuntado durante este tiempo a las plataformas de streaming, y la oferta de estas ha aumentado enormemente. No hay tiempo para tantas cosas
    Y bueno, pelis que ver hay…UNDER THE SKIN, MATTHIAS ET MAXIME, WHERE’D YOU GO BERNARDETTE?, LITTLE JOE, UN BLANCO BLANCO DÍA…sin entrar en las más comerciales. O sea, que oferta hay
    Es una pena pero cada vez parece algo más insalvable. Las iniciativas son de salas aisladas o de cadenas de exhibidores pero no a nivel estatal.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.