Acuerdo Universal-Cinemark: Las ventanas de exhibición dinámicas (Parte sexta)

La guerra entre Universal y AMC este verano se saldó con un acuerdo entre ambas, que se ha repetido entre Universal y Cinemark

Conviene situarnos todos y hacer una pequeña recapitulación de lo sucedido hasta ahora. A finales de abril, ya con la pandemia encima de todos, Universal lanza un órdago pidiendo que las ventanas de exhibición (tiempo entre su estreno en cines y cualquier otro estreno por otra vía) se redujera o eliminara. AMC, líder de los exhibidores norteamericanos, se situó radicalmente en contra de esto y amenazó con no exhibir las cintas de la major. Después de muchas reacciones, llegó el acuerdo entre ambas: Las ventanas se reducirían a 17 días a cambio de que la exhibidora se llevara parte del pastel del PVOD (alquiler premium: por ejemplo, 20$ de Trolls 2, que fue un éxito, o los 29$ de Mulan, que no fue tal éxito) La historia no tiene desperdicio y les recomendamos que lean los cinco primeros capítulos:


Lea también:


En el sexto capítulo de la trama (que no será el último), Deadline informa del acuerdo alcanzado por la distribuidora con Cinemark, la tercera exhibidora en importancia de EEUU. Este acuerdo es ligeramente diferente al alcanzado con AMC pero se puede resumir en las ventanas dinámicas.

Para aquellas películas, tanto de Universal como de Focus, cuyo estreno sea mayor de 50M$, la ventana de exhibición será de 31 días. Para aquellas que sea menor de 50M$, de 17 días. Pero, en ambos casos, Universal tiene la opción (palabra mágica) de modificar esa fecha para maximizar los ingresos de la cinta estrenándola en PVOD. Eso no quiere decir que desaparezca de los cines en cuanto esté disponible en alquiler, sino que convivirán ambas vías al mismo tiempo.

Según el artículo, el acuerdo es secreto, por supuesto, pero se «sabe» que Universal destinaría, aproximadamente, el 10% de los ingresos de PVOD a los exhibidores y que AMC y Cinemark se llevarían aproximadamente un 15%-17% de esos ingresos. Incluso se podría llegar al 20% como se informó en julio.

Este es un acuerdo que no ha sorprendido a nadie puesto que ya se está realizando «de facto» con películas como Come Play, Let him go o Freaky (número uno esta misma semana)

AMC

De hecho, según declaraciones de Adam Aron, AMC habría ganado más con este porcentaje del PVOD de la película Kajillionaire (que se estreno el 25 de septiembre) que en toda su vida comercial. Esta película recaudó en EEUU solamente 531.000$, con lo que los ingresos de AMC por vía «antigua» habrán sido más que exiguos. Eso sí, no ha dado datos de otrascintas, con lo que hay que tomar estas hecho más como un ejemplo que como norma.

A parte de esto, la principal cadena de exhibidores mundial, AMC (matriz de Cinesa por ejemplo), no está pasando por sus mejores momentos. A principios de mes notificó unas pérdidas superiores a los 900 millones de dólares en el tercer trimestre del año y aparecieron noticias muy desalentadoras sobre la falta de liquidez de la compañía, por la que sobrevuela el fantasma de la bancarrota para finales de este año o principios del próximo.

Por eso, ese porcentaje del PVOD para AMC es casi más que un balón de oxígeno, puede suponer la supervivencia del gigante.

Las nuevas ventanas de exhibición

Porque estos acuerdos sirven para las cadenas grandes pero no tanto para los cines independientes que no pueden aspirar a llegar a dichos acuerdos. Se van a encontrar con ventanas de exhibición muy reducidad.

Y es que parece que los 17 días van a ser la norma a partir de ahora.

Según los datos (con ventanas de exhibición de 90 días), entre un 75%-80% de toda la taquilla de una película se recauda en esos 17 primeros días. Lo que no se sabe ahora es cuanto se dejará de ingresar vía taquilla si se sabe que la cinta va a estar disponible en PVOD solamente unos días más tarde.

Riesgos

Este acceso temprano a una versión de gran calidad de una película supondrá un aliciente para los servicios de pirateo. Y esto no solo afecta a EEUU, sino al mundo entero.

Parece obvio que, al mismo momento de su disponibilidad en PVOD, va a empezar a circular por Internet. En muchos países, el pirateo es prácticamente imposible, pero en otros no, como por ejemplo en China o España.

Nuestro país es poco importante, pero China no. Que se lo cuenten a Disney con Mulán. En China se estrenó una semana después de que estuviera disponible en PVOD en el resto del mundo. La consecuencia fue que muchísima gente ya la había visto antes de su estreno y generó un clima negativo para la cinta. Así, el rendimiento de la película en taquilla fue muchísimo peor del esperado.

Así, Universal tiene en su mano una espada de doble filo. Tendrá que tener muchísimo cuidado con reducir demasiado las ventanas de exhibición.

Próximos pasos

Esto no ha terminado aquí, habrá más capítulos. Universal ha alcanzado el acuerdo con AMC y Cinemark, primera y tercera cadena de exhibición. Por supuesto, falta la segunda, Cineworld/Regal que parece más reacia a dicho acuerdo. Pero llegará al igual que acuerdos con otras majors.

A no ser que las majors se lancen a comprar cadenas de exhibición, algo que pueden hacer desde hace unos meses. Eso cambiaría de nuevo las reglas de juego… Veremos cómo sigue la historia.

Compártenos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *